La Universidad del Cauca, en Popayán, Colombia, nos invitó a participar en el encuentro TRAMAS Y MINGAS PARA EL BUEN VIVIR durante los días 20 y 21 de septiembre. Por Cecosesola participaron los compañeros Reinaldo Gómez, del área de Sociales y Maikel Pérez de la Feria del Este.

El profesor Carlos Corredor, Coordinador de Maestría en Estudios Interdisciplinarios del Desarrollo, de la Facultad de Ciencias Contables, Económicas y Administrativas de la Universidad explica el sentido del evento : “Tramas y mingas para el Buen Vivir es enredarse en una fiesta en la que acomodamos la palabra para intercambiar con el corazón. Hacer minga es construir en colectivo, es caminar junto a quienes siembran vida y esperanza en los territorios”.

Maikel nos explica que en Colombia la palabra MINGA se usa para nombrar lo que nosotros llamamos cayapa, convite o mano vuelta.

En el evento estuvieron integrantes de organizaciones comunitarias de Kurdistán, Italia, México, Chile, Ecuador, Brasil, Venezuela y Colombia. Participaron alrededor de 200 personas.

La mayor parte de las experiencias que se presentaron se referían a la protección del agua y de los territorios en las diferentes comunidades.

Para Reinaldo era su primera experiencia fuera del país: Al principio estábamos un poco asustados. Pero cuando empezamos nuestra exposición y vimos el interés de las personas que nos escuchaban nos fuimos entusiasmando y soltando. Realmente cuando uno está fuera y percibe cómo nos ven las personas de otros países uno valora más lo que estamos construyendo aquí. Cuando uno visita otro país, ve lo que somos y lo que hacemos como Cecosesola, desde otra perspectiva.

Tuvieron oportunidad de conocer un Resguardo indígena “Piojan”, Vereda El Carmen de unos 2.500 habitantes.

Nos cuentan: En el municipio Caldón están varios resguardos indígenas que son comunidades de autogobierno. Tienen sus propias autoridades, su propio sistema de justicia, sus centros de salud, sus escuelas. En asamblea escogen quienes serán los que integrarán la guardia civil para proteger a toda su comunidad. Con mucho trabajo de integración comunitaria se han hecho respetar tanto de las guerrillas como del gobierno y de los paramilitares. Fue una experiencia muy enriquecedora.

Evaluando todo el viaje, Maikel agrega: estos encuentros son muy productivos. Establecimos contactos con personas de varias organizaciones para estrechar lazos. Algunos de ellos mostraron interés en visitarnos próximamente. Agradecidos con el Profesor Corredor y la Universidad del Cauca por brindarnos esta oportunidad.